BIENVENIDOS A DIBUJANDO SONRISAS

¿Qué es el bruxismo infantil y por qué se produce?

El bruxismo infantil se produce cuando una persona rechina los dientes, es decir que los desliza o frota de atrás hacia delante uno sobre el otro. Es un trastorno que se asocia a los adultos, pero también puede aparecer en la infancia. No se considera una patología en los niños ya que suele desaparecer al llegar a la adolescencia. Pero vamos a ver porque se produce, como detectarlo y como evitar que se produzca el bruxismo infantil.

Hay dos tipos de bruxismo infantil, el diurno y el nocturno. El diurno se suele producir voluntariamente y es evitable pero el nocturno es el que causa más problemas, porque es involuntario y es necesario tomar medidas para evitar que se produzca.

En los niños pequeños, el hecho de apretar la mandíbula involuntariamente puede generar un desgaste de los dientes de leche, pero también puede favorecer la dentición y la formación de los músculos y huesos de la cara. Este tipo de bruxismo suele desaparecer solo cuando se forma la dentadura definitiva, pero si no lo hace, será necesario visitar al dentista.

¿Por qué se produce?

Las causas del bruxismo no están claras, pero se asocian al estrés, la ansiedad, hiperactividad, cambios en su vida, alteraciones del sueño… pueden ser varias cosas las que provocan esta tensión en la mandíbula. También puede darse por problemas físicos como una mala alineación de los dientes.

¿Cómo solucionarlo?

Habrá que visitar a un odontólogo que valore el daño que se causa en los dientes y recomiende la mejor solución. Lo más común es que se elabore una férula de descarga de silicona o una placa microrelajante, estos aparatos consiguen evitar el desgaste de los dientes y relajan la mandíbula.

Se recomienda también probar con algunas técnicas de relajación como un baño caliente antes de dormir, un masaje en la mandíbula y la espalda, un vaso de leche caliente, un cuento y escuchar música relajante. El objetivo es relajar al niño para evitar que se sienta estresado al irse a dormir.

En definitiva, el bruxismo es un problema que en niños pequeños suele desaparecer solo, pero si se comienza a dar en la adolescencia con los dientes permanentes puede convertirse en una patología y requerirá del uso de férulas por la noche. Es recomendable la visita al dentista si se cree que se puede tener bruxismo para conseguir aliviar los síntomas y solventar el problema.

Dibujando Sonrisas Sanas

VIEW ALL POSTS

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *